Reseña del autor

 

Soy cubana, nací en esa hermosa Isla del Caribe, reina seductora de las Antillas,

con esa mezcla de lo real maravilloso que nos distingue. Me considero talentosa y una enamorada

de los detalles sencillos que se convierten en sueños en las manos de la creatividad y la espiritualidad.

Soy Licenciada en Economía con un diplomado en Ciencias Económicas y Sociales, graduada con honores en mi bella Isla.

Maestra de nacimiento, instruir y educar son mis grandes pasiones.

Escribir me acerca a la naturaleza del amor, es como una entrega total que me transforma y me deslumbra.

La poesía es para mí, el elixir que enamora todos mis axiomas.

La inspiración del día a día, aún en medio de la incertidumbre, las dudas y la adversidad,

nos invita a no doblegar el espíritu ni claudicar ante el desánimo.

Todo es posible, la vida ofrece su oportunidad inefable, solo depende del ingenio

y la capacidad de lucha para enfrentar el desafío.

El periplo del quebranto puede alimentar la melancolía y la nostalgia,

pero jamás podrá flagelar la sensibilidad del alma que rubrica en sus memorias la esperanza.

 

Yo también soy de suspiros

que se riman con mis letras,

de pasión fluyo cual río

y me ahogan las tristezas.

Siento el susurro divino

de la inspiración que llega,

admiro el trino del verso

en el murmullo poeta,

que sucumbe sus olvidos

al soñar la primavera.

 

Aimée Granado Oreña ©

Gota de Rocío Azul

 

 

 

Sobre mí


Amándote poesía

en mi revolar en versos,

se regocija el tintero

y se hilvanan melodías

Es el cantar que da vida,

transforma tantos silencios,

nos habla del sortilegio

del poeta con su musa,

en la sublime aventura

 

que recrea el pensamiento.


Conduce al bienestar cual paraíso,

rebusca en los azares el cansancio,

bien sabe que en lo bello y lo sensible

el reto no es un cielo imaginario

y entabla un batallar hombro con hombro

confiando al universo lo indecible.

 

Aimée Granado Oreña

Gota de Rocío Azul

 

 

 

 

 Anida en el milagro

 

No entrega la esperanza sus caídas

ni arropa lo más crudo del desvelo,

bien sabe que la luz más que un anhelo

supera las penumbras escondidas.

 

Se arraiga a lo vital de nuestra esencia,

no infunde decepción ante el quebranto

e ilusa ante el pretexto de su encanto

revela su verdad sin apariencia.

 

Rebusca entre sus letras atrevidas

el rostro complaciente sin recelo,

anida en el milagro del revuelo

auténticas bondades compartidas.

 

No ofende al pensamiento que silencia,

se afilia a lo divino y a lo santo,

conoce del alivio que da el llanto

sanando soledad e indiferencia.

 

 

 

 

 

Amantes de sutilezas

como alondras peregrinas,

dejan sus huellas divinas

aliviando las tristezas.

Conocen de las riquezas

que fluyen sin egoísmos,

sin sombras ni fanatismos

con la más sublime esencia,

del verso que reverencia

la vida sin espejismos.

 

Comentarios: 0
Safe Creative